abril 20, 2024

El Remate

Noticias Deportivas

EDITORIAL: ¡Dejen de llorar por la Leagues Cup! 

(Foto: El Remate - Archivo)

Actualmente la MLS es superior a la Liga MX, pero es solo el resultado del pésimo momento que vive el fútbol mexicano 

Por: El Remate – Equipo Editorial

Los Ángeles, CA – Se sigue jugando la Leagues Cup, el no tan nuevo formato de torneo que enfrenta a equipos de la MLS contra equipos de la Liga MX. Pero para desilusión de muchos aficionados y “periodistas” en México, son los equipos estadounidenses quienes han destacado de mejor manera en esta contienda.  

Ante los pobres resultados que ha ofrecido la Liga MX en este torneo, las redes sociales rápidamente se han inundado de varios aficionados mexicanos y de algunos “ReporFans” (principalmente de quienes laboran en medios que tienen los derechos de transmisión de la liga mexicana) que de manera patética y desesperada tratan de justificar las derrotas de los conjuntos aztecas.  

Pero vamos por partes. Primero, es cierto que los equipos de la MLS tienen cierta ventaja al jugar en sus ciudades, en sus estadios y ante sus aficiones. Sin embargo, hay que recordar que las reglas ya estaban escritas desde antes y fueron aceptadas por los dirigentes de la Liga MX, quienes incluso han sido los principales interesados (por encima de los directivos de la MLS) de que el torneo se juegue en territorio estadounidense. Pero ¿Cuál es el motivo de esto? La respuesta es simple, el cobrar los boletos en dólares.

Por ejemplo, un boleto para cuartos de final de la Leagues Cup en Estados Unidos puede costar desde $164 hasta $1,250 dólares. Estas cantidades, sobre todo en los boletos más costosos, son difícil de cobrar en un estadio mexicano. Los organizadores “juegan” con el sentimentalismo de los latinos radicados en Estados Unidos, principalmente de quienes por motivos migratorios no pueden salir del país, quienes aprovechan estos eventos para sentirse más cerca de sus raíces. Pero en México sería diferente, ya que los aficionados difícilmente gastarían su dinero en un producto que no les convence, principalmente con el nivel tan bajo al que ha caído el fútbol mexicano desde las decisiones tomadas como pretexto de la pandemia en 2020.  

Otro de los pretextos para justificar las derrotas mexicanas ha sido el arbitraje. Y hay “valientes” que se atreven a asegurar que el torneo está arreglado para beneficiar a la MLS. ¡Por favor! ¿Ya se les olvidó que estamos en CONCACAF? El nivel del arbitraje en esta confederación es realmente lamentable, y no solo en la Leagues Cup, también en otros torneos como la Copa Oro, Liga de Campeones CONCACAF, Liga de Naciones y hasta en las propias Liga MX y MLS.  

No hay que irnos lejos, en la propia MLS y Liga MX la mayoría de los árbitros ni siquiera saben cómo utilizar el VAR. Entonces no es una cuestión intencional para favorecer a alguien, sino una clara falta de calidad dentro del arbitraje. Sin exagerar, en la USL Championship y en la Liga Expansión MX (segunda división de EE.UU. y México, respectivamente) hay algunos árbitros con mayor capacidad, pero que no reciben una oportunidad en primera división.  

Es difícil creer que “está arreglado” que Lionel Messi tomé el balón a varios metros de la portería en un tiro libre y posteriormente meta el balón cerca del ángulo. O que los árbitros tengan la culpa de que varios equipos mexicanos fallen en la tanda de penales. Ni la situación en los penales del Nashville vs América puede entrar en debate, el reglamento se aplicó correctamente, de lo contrario habría sido un error que muchos ni siquiera estarían mencionando.  

La Leagues Cup solamente está exhibiendo el bajo nivel por el que atraviesa el fútbol mexicano. Una liga que permite cambios de sede de franquicia en cualquier momento, que elimina el ascenso y descenso, que fomenta la mediocridad al clasificar a casi todos los participantes a postemporada y que “pisotea” a los equipos de segunda división con ridículas limitaciones para permitirles el ascenso deportivo.  

Ante esto, no va a faltar el desinformado que diga que la MLS se maneja igual. ¡No! La MLS no permite cambios de sede de las franquicias, esto solamente ha ocurrido una vez y fue en el ya lejano 2005, cuando San José Earthquakes fue trasladado a Houston luego de no poder asegurar un estadio para uso propio. En la Liga MX, los cambios, sin motivo contundente válido, han ocurrido con las actuales franquicias de Querétaro, Juárez, Mazatlán o San Luis, por mencionar solamente las de la época más reciente.  

Es cierto que en la MLS no hay ascenso y descenso, pero las reglas fueron escritas de esta manera desde la fundación de la liga. En cambio, en la Liga MX a los dirigentes poco les importó el sentir de jugadores, entrenadores, trabajadores y aficionados de una gran cantidad de equipos cuando de un momento a otro se les quitó el derecho de competir deportivamente por un lugar en la primera división.  

Y las consecuencias de permitir equipos sin tradición ni logros deportivos se vieron reflejadas rápidamente en la Leagues Cup, cuando el partido Juárez vs Mazatlán apenas pudo convocar a 208 aficionados (el 1% de capacidad del estadio), dando un duro pero real golpe monetario al torneo.  

Sin duda, equipos de la Liga de Expansión MX como Morelia, Atlante o Celaya hubieran convocado a una mayor cantidad de aficionados al estadio. Por ejemplo, hay cerca de cuatro millones de michoacanos radicando en Estados Unidos, lo cual es un parámetro para asegurar que un partido del Club Atlético Morelia tendría un poder de convocatoria más que aceptable.  

En resumen, quienes tratan de justificar el mal rendimiento de la mayoría de los equipos de la Liga MX simplemente deben irse a llorar a otra parte, sobre todo quienes se dicen “periodistas” por laborar en algún medio. Es momento de aceptar que actualmente la MLS es mejor y comenzar a presionar a los dirigentes del fútbol mexicano para tomar las acciones que realmente beneficien el crecimiento de este deporte.